30 de Julio Cáncer de cabeza y cuello




Fechas importantes del mes: Cáncer de cabeza y cuello 

Generalidades del cáncer de cabeza y cuello

De acuerdo a los datos del Instituto Nacional del Cancer, en Argentina la incidencia del cáncer de cabeza y cuello supera los 3800 casos/año, siendo los tumoes mas frecuentes los de laringe, cavidad oral y faringe.El tipo más común de tumor de cabeza y cuello es el carcinoma de células escamosas, que aparece en las células que revisten el interior de la nariz, la boca y la garganta. El cáncer de células escamosas generalmente se encuentra asociado al consumo de tabaco y/o a la exposición al virus del papiloma humano (HPV). Otros tipos tipos tumorales menos frecuentes son tumores de las glándulas salivales, linfomas y sarcomas. Los métodos de prevención incluyen evitar la exposición a los productos con tabaco y alcohol, como así también vacunar a los niños y a los jóvenes contra el HPV.

Los tumores de cabeza y cuello se diseminan de cuatro maneras principales. La primera es por extensión directa desde el sitio primario a áreas adyacentes. La segunda es la diseminación a través de los vasos linfáticos hacia los ganglios linfáticos. La tercera es la diseminación a través de los nervios (diseminación perineural) hacia otras áreas de la cabeza y el cuello. La cuarta es la diseminación a través de los vasos sanguíneos a sitios distantes en el cuerpo. En el cáncer de cabeza y cuello la infiltración o invasión de los ganglios linfáticos del cuello es la forma mas frecuente de diseminación.

Los ganglios linfáticos que se verán más comúnmente afectados dependerán de la ubicación en la que aparezca el tumor principal. La mayoría de los ganglios linfáticos están ubicados a lo largo de los vasos sanguíneos mayores debajo del músculo esternocleidomastoideo, a cada lado del cuello. El riesgo de diseminación a otras partes del cuerpo por el torrente sanguíneo depende estrechamente de si el cáncer se ha diseminado a los ganglios linfáticos del cuello, cuántos ganglios están afectados, y cuál es su ubicación en el cuello. El riesgo es mayor de disminación es la pulmonar.

El diagnóstico del cáncer de la cabeza y cuello lo hace generalmente el dentista, el cirujano de cabeza y cuello o el médico clínico luego de que un paciente experimenta síntomas tales como un bulto en el cuello o una llaga en la boca que no se cura. Incluso cuando no se presentan síntomas, el diagnóstico se puede hacer durante un examen de rutina.

¿Cuáles son mis opciones de tratamiento?

Los tres principales tipos de tratamiento para manejar el cáncer de cabeza y cuello son la radioterapia, la cirugía y la quimioterapia. Los tratamientos primarios son radioterapia, cirugía, o una combinación de ambas; la quimioterapia se usa a menudo como tratamiento adicional o complementario. La combinación óptima de las tres modalidades de tratamiento para un paciente con cáncer de cabeza y cuello depende del sitio y el estadío (etapa) de la enfermedad.

En general, los pacientes con cáncer de cabeza y cuello en etapas tempranas (especialmente los cánceres limitados al sitio de origen) se tratan con una sola modalidad, generalmente quirurgica o Radioterapia. Los pacientes con tumores más avanzados combinan la modalidad de tratamiento de quimioterapia y radioterapia que se administran juntas. A veces, según el escenario clínico, los pacientes se tratan con cirugía seguida de radioterapia y quimioterapia.

Las tres modalidades de tratamiento de estos tumores se combinan de acuerdo a protocolos terapeuticos internacionales relacionados con el tipo y localización del tumor primario, la etapa en que se encuentre la enfermedad, el estado general del paciente, enfermedades crónicas, etc

Si nos referimos especificamente a la Terapia Radiante, es estandar una modalidad de tratamiento denominada Intensidad modulada (IMRT)

  • La radioterapia de intensidad modulada (IMRT, por sus siglas en inglés [Intensity-modulated radiation therapy]) es una modalidad avanzada de radioterapia de alta precisión que utiliza aceleradores de rayos X controlados por computadora , con un complejo software que permite administrar dosis de radiación curativas y precisas a un tumor maligno o a áreas específicas dentro del tumor, al tiempo que se reduce al mínimo la exposición a la radiación de los tejidos sanos adyacentes.

¿Qué sucede durante la radioterapia?

La primera cita con el radioncólogo es una consulta para realizar la historia clínica de su enfermedad y hacer un examen físico evaluando síntomas y verificando todos lo estudios de imágenes que nos aporta el paciente. Por lo general ,se trata de un equipo médico multidisciplinario integrado por el cirujano de cabeza y cuello, el oncólogo clinico, el patólogo, el radiólogo, el odonto4logo y nutricionista Es importante que los diversos miembros del equipo que le han de cuidar a usted den sus opiniones antes de decidir el plan de tratamiento.

Una vez que se le ha explicado al paciente el tratamiento recomendado y las posibles opciones, el paciente y el equipo médico deciden cuál tratamiento apropiado, y se determina una fecha para planificacion del tratamiento de radioterapia. Luego se hace una "simulación" con tomografía axial computada (TAC). Estos estudios de imágenes se utilizan para planificar el tipo y la dosis de los haces de radiación usados para tratar la enfermedad. El acelerador lineal de tratamiento posee un cabezal o colimador especial (colimador multiláminas)que conforman los haces de radiación al tumor a tratar. Luego se alinean los campos de tratamiento, y el curso de tratamiento comienza uno o dos semanas después de la sesión de planificación inicial. Un equipo multidisciplinario basado en medicos especialistas en Radioterapia, Físicos, ingenieros y dosimetristas diseñan y planifican el mejor tratamiento a seguir con la mayor precision y protección de los órganos de riesgo adyacentes Típicamente los tratamientos se dan una vez al dia, cinco días por semana, por cinco a siete semanas, según el plan elegido por el radioncólogo. En general las primeras citas de planificación e inicio del tratamiento en el departamento de radioncología toman una a dos horas. De allí en adelante, cada tratamiento individual dura un tiempo más corto que depende de la complejidad de la sesión. Durante la radioterapia no se siente ni se ve nada; no obstante, la máquina emite sonidos que se pueden oír durante el tratamiento, pero el mismo no es doloroso.

¿Cuáles son los posibles efectos secundarios de la radioterapia?

Los efectos secundarios dependen del sitio y la extensión del área a irradiar y se suman los efectos de la quimioterapia si se hace en forma sincrónica. En general los efectos secundarios de la radioterapia aparecen unas dos semanas después de comenzar el curso de tratamiento y pueden consistir en dolor de garganta, pérdida del sentido del gusto, y sequedad de la boca y la piel. El dolor de garganta es el principal efecto secundario que dificulta la radioterapia.

Si el dolor de garganta es intenso, podría impedir la ingesta suficiente de alimentos y líquidos por la boca para mantener el peso y evitar la deshidratación. En estos casos los médicos instalan una sonda de alimentación temporal en el estómago (sonda de gastrostomía) que permite mantener una alimentación adecuada sin tener que tragar toda la comida que necesita. La colocación de la sonda de gastrostomía es, por lo general, un procedimiento que no requiere hospitalización

Un nutricionista debe participar en la atención del paciente durante la radioterapia para ayudarle a mantener los ingresos calóricos necesarios y la hidratación. Cuando aparecen los efectos secundarios, es una tentación dejar de recibir los tratamientos, pero esto no es una buena idea.

Por lo tanto, el tratamiento está dando resultados. Hacer pausas en el curso de tratamiento para reducir los efectos secundarios le da al cáncer la oportunidad de volver a crecer, y esto reduce significativamente la probabilidad de curarlo. Los medicamentos que se necesitan casi siempre durante el curso de radioterapia incluyen los medicamentos para el dolor, los analgésicos o enjuagues bucales específicos para la garganta irritada que ayudan a tragar, posiblemente los antieméticos si las náuseas son un problema.

Al finalizar el tratamiento, paulatinamente los tejidos se van recuperando y van aminorando estos efectos agudos mencionados. Es muy importante el seguimiento personalizado del equipo médico para asistir al paciente en sus sintomas y necesidades.